Tres problemas de tu Marca Personal y una solución útil para ti

Tres problemas de tu Marca Personal y una solución útil para ti

Captura de pantalla 2015-03-11 a las 18.04.21Llevo ya unas semanas con muchos viajes y la verdad es que he estado más liado de lo que quisiera. Sin embargo, espero retomar en breves  mi ritmo de publicar al menos una entrada semanal. Quería incidir de nuevo en un tema que es fundamental: por qué el concepto de Marca Personal y Branding Personal, y todo lo que ello conlleva, está mal conceptualizado desde el origen. Frente a ello, propongo mi propio modelo de lo que debería uno trabajar.

Hay dos opciones: o creamos una Marca Personal o buscamos establecer un Posicionamiento Personal. Ambas opciones pueden parecer similares, pero cuentan con pequeñas diferencias que, a la larga, son importantes ya que afectan a nuestros principios.

El gran Andrés Pérez Ortega @marcapersonal –sin duda uno de los más reputados expertos en Marca Personal del mundo hispano, al que admiro mucho- cita en su blog la definición de Marca Personal en la que dice lo siguiente:

‘El propósito del Branding Personal (proceso) es conseguir identificar aquello que te hace valioso, útil y fiable para que te perciban como la persona/profesional con quién hay que estar o trabajar. El objetivo de todo eso es desarrollar tu Marca Personal (resultado). El objetivo final de una marca, personal o comercial, es que te ELIJAN.’

 

Esta definición identificada por Andrés, aunque muy completa, tiene desde mi punto de vista algunos problemas:

  1. Primero, es una tautología en dos idiomas Brading Personal que a la postre es… hacer marca personal.
  2. Centra el proceso en “Identificar” qué te hace útil, valioso y fiable. Y esto, en mi opinión, puede hacerse más o menos rápido. Con lo que realmente no es un proceso. Es una tarea, que una vez hecha se acaba, y eso te lleva al siguiente problema.
  3. Como ya has acabado gran parte del proceso –que es una tarea, y no un proceso-, te centras en la siguiente definición del proceso de branding personal, que es el para qué o el fin que se señala en la definición anterior, es decir, que te “perciban”… Y gracias a todos los esfuerzos del mundo tenemos a una horda de personas  empeñadas en ser percibidas, y no sólo eso, sino que están trabajando activamente para que los demás los percibamos generando, en numerosas ocasiones un ruido espectacular.

Realmente, la definición de desarrollar tu marca personal lleva implícita en si misma que lo que prima es la percepción que los demás tienen de ti. Es decir, tu imagen. Haciendo que todo el mundo, de forma inconsciente, lo que piensan cuando hablan de marca personal es de cómo tener más y mejor imagen antes de los demás.Al final intentamos definir la imagen que queremos que perciban de nosotros, por ejemplo, en nuestro plano profesional. Y esta imagen es, según mi experiencia, efímera y no sostenible porque se basa en algo exterior, ajeno a ti, que es la percepción de los demás, para que después seas elegido tú personalmente.

Atentos a la esquizofrenia del proceso: deposito en los demás la valoración sobre el cómo me perciben, para después dejar que me elijan o no, es decir, que me validen. Y este proceso, repetido continuamente… Como quiero tener más marca personal, me centro en mejorar mi imagen. Como necesito que me perciban, me meto en las redes sociales. Como en las redes sociales nadie escucha lo que digo, ya que a duras penas me he posicionado en un tema en el que tengo poco que aportar, me dedico como loco a seguir a gente esperando un follow back. De esta forma empieza normalmente el desquiciante proceso de trabajar tu marca personal.

Pues es precisamente en contra de todo este absurdo movimiento en pos de la imagen  y del ruido, por lo que promuevo un concepto más calmado, sosegado y completo de la marca personal. Un proceso que, aunque parecido al que hemos definido antes, centra los acentos en otras partes del mismo de tal forma que sobre todo no te genera la frustración propia del vacío mundo de la imagen. Yo lo llamo el Posicionamiento Personal.

¿Crees que estamos demasiado sujetos a la imagen que tienen los demás de nosotros? Déjame tu comentario, y no olvides suscribirte al blog para poder recibir contenidos exclusivos gratuitos para suscriptores.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Share

Comments

  1. Hola Daniel,

    Me ha parecido muy interesante y profunda la reflexión que haces sobre que el concepto de Marca Personal y la propuesta de Andrés Peréz, todo un referente.

    Coincido contigo en que la amplitud del concepto «marca personal» y trabajar en ello se corra el riesgo de caer en un ciclo poco completo y algo esquizofrénco.

    Bajo mi punto de vista, lo interesante es no confundir el concepto con su modelo de aplicación o manera de «bajarlo» a la praxis. Me refiero a la estrategia. Muchas personas que se interesan por gestionar su marca personal esperan que este proceso tenga un efecto de popularidad. Pero me gusta pensar en todo lo contrario. en plantearlo desde una perspectiva de atracción y especificidad. Llegar, con un mensaje genuino y que aporte valor, a encantar a los que empaticen con él.

    Para crearlo, creo que trabajar para «conseguir identificar aquello que te hace valioso, útil y fiable» es un proceso interno. Y creo que puede ser el más amplio en el tiempo, por que nuestra mente es intrínsecamente dinámica y cada nueva experiencia re-define todos nuestros esquemas mentales. Por tanto, debemos estar identificando «aquello que te hace valioso, útil y fiable», constantemente.

    A veces hemos centrado esfuerzos en buscar un nuevo concepto que se adapte a lo que creemos que significa algo, pero ¿que sucedería si centráramos nuestra atención en trabajar el que ya tenemos, con el objetivo de hacerlo más operativo?

    ¡Gracias por tu post que me ha invitado a la reflexión!

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *