Sobre mí

Me defino como un emprendedor en el más amplio sentido de la palabra: emprendedor de la propia vida, fiel defensor de la innovación, pero también del rigor empresarial. Me muevo en el punto de equilibrio de dos maneras de entender la vida, a veces paradójicas, pero desde luego complementarias: la española, y la alemana, de mi madre.

Con apenas 23 años, y mientras acababa mi formación en Derecho y Dirección y Administración de Empresas en el ICADE, creé y desarrollé un modelo de negocio completamente nuevo en España: la gestión profesional de conferencias. Esa aventura fue el origen de Thinking Heads Group, la primera agencia de conferenciantes de España, con más de 5.000 conferencias gestionadas desde su lanzamiento.

Soy además una persona inquieta y que está buscando siempre formas de reinventarse. Y la empresa se reinventa conmigo: desde 2003 el concepto de Thinking Heads ha evolucionado profundamente hasta convertir a la compañía en la primera consultora especializada en el posicionamiento de líderes. Como primer operador global dentro del Mercado de las Ideas, Thinking Heads ayuda a los principales pensadores del mundo a desarrollar su conocimiento, empaquetarlo conceptualmente y distribuirlo entre las diferentes audiencias con el objetivo de aumentar su influencia y notoriedad, y en algunos casos, generarles una rentabilidad económica. Al método que hemos desarrollado estos años lo hemos llamado Leader Positioning Strategy (LPS). 

Me considero más un doer que un thinker. Me gusta aprender haciendo, desarrollar proyectos y reinterpretar a mi manera las experiencias exitosas de grandes empresarios y emprendedores. Mi camino para llegar al LPS es una buena muestra de ello: fundé la primera agencia literaria hispana especializada en proyectos de no ficción, Thinking Heads Literary Agency; me lancé al ámbito audiovisual con Thinking Heads Digital (ahora 5´Vision) y promoví el proyecto Tendencias Globales, una herramienta de inteligencia contextual que analiza y sintetiza las ideas que mueven el mundo.

Finalmente me di cuenta de que un líder puede poner utilizar todas las herramientas del mundo para gestionar su reputación, puede dar conferencias, estar en las redes sociales, escribir libros y conceder entrevistas, pero no tendrá éxito si no piensa en lo que realmente puede aportar a la sociedad, en lo que tiene de único, y no planifica a partir de ahí su posicionamiento. De esa reflexión viene todo el cambio de la compañía, que también es sin duda un proceso de crecimiento personal.

Cuando encuentro una iniciativa interesante, me meto de lleno. Soy miembro del consejo de administración de Komvida y he participado en la creación de iniciativas como OMBIP, Noteges y La 11mil.

Participo en varias asociaciones y suelo asumir responsabilidades en ellas: fui miembro de la Junta Directiva del Círculo Hispano Alemán de Jóvenes Directivos en Madrid, vocal de la Junta de Gobierno de ICADE Asociación, que aglutina a los Antiguos Alumnos de esta especialidad. Fui el presidente más joven y el primer no anglosajón de International Association of Speakers Bureau (IASB) y también soy miembro del Colegio de Abogados de Madrid.

Creo firmemente que el mundo sería un lugar mejor si todos compartiéramos con los demás aquello en lo que destacamos, ya sea ayudando a otros a entender una parte de la realidad, o enseñando cómo hacer algo que se nos da bien. Parte de ese convencimiento se traduce en mi participación como conferenciante en foros y eventos de todo tipo: Mentes Brillantes, Forbes Women Summit, TedTalks…

Además, soy miembro del Claustro de Profesores Invitados del Instituto de Empresa, en la especialidad de emprendimiento, marketing y ventas e imparto, tanto en el IE como en otros centros, clases de“Marca Personal”.

Mis amigos me llaman para pedirme consejos sobre emprendimiento, para que les explique qué es eso del posicionamiento personal, para preguntarme cómo reinventarse profesionalmente y, sobre todo, para que les diga dónde se sirven las mejores salchichas de Berlín y el mejor pescaíto frito de Cadiz.